NLS, Ramonet, Educación

Oscar Tenreiro / (Publicado en el diario TalCual de Caracas el 5 de Abril de 2014)

Sigue dominada la escena aquí por el cinismo, muestra de lo cual es un artículo aparecido hoy miércoles 2 en el New York Times, en el que Nuestro Lamentable Sucesor escribe como si fuese un paladín de la paz. Se moviliza lo más alto de la revolución para ocultar su papel en la promoción del abuso y lo hacen también los aliados en el exterior alarmados porque se va esfumando el prestigio de la Gran Obra. Como lo hizo hace una semana Ignacio Ramonet ese emblemático personaje de la izquierda irredenta, gallego que vive en Francia, biógrafo del Ausente, en una charla en la Universidad de Valencia, España, que indignó a los venezolanos residentes en esa ciudad, redactores días antes de un documento dirigido al gobierno español pidiendo posición sobre lo que aquí ocurre. Tal como lo hace NLS, echó mano de todas las mentiras y medias verdades sobre nuestra pesadilla. Su objetivo era enaltecer al fallecido y sus ejecutorias. Para ello disfrazó las realidades con su visión de turista de aventura.

Dos caras de una misma moneda, la manipulación. Que muestran la crispación al ver que se derrumba la imagen democrática de una de las más disparatadas dictaduras que ha habido en América Latina. Y hacen el esfuerzo de preservar su imagen en sociedades democráticas, no en Cuba o Corea del Norte. Indigna ese esfuerzo por aparentar ante el Imperio, y por formar opinión en países que son la refutación de su discurso. Y es que al de aquí, tanto como a Ramonet y sus compañeros de la intelligentsia internacional, les importa mucho que su santo particular y su cargamento no descienda a los infiernos. Y si NLS dejó que alguien escribiera por él, como es de suponer para una persona que poco domina el idioma, Ramonet llevó las cosas hacia alterar todos los datos de la realidad.

II
Hay un aspecto de lo que escribió NLS, mencionado también por Ramonet que es prioritario para la secta: los supuestos logros educativos. Un tema que si lo vemos como arquitectos nos lleva directamente a la cuestión de la planta física, porque la calidad en la educación es inseparable del mejoramiento de la planta física. Ya lo escribí con motivo de un documento redactado por educadores a fines de los años noventa. Y lo hago notar hoy al recibir de un amigo educador un llamado a atender la convocatoria oficialista para discutir sobre calidad de la educación… luego de quince años de prédicas excluyentes que atentan contra ella y de nuevo omitiendo el tema de la calidad de las escuelas.

Porque tiene que repetirse que no hay mejora educativa sin mejorar las escuelas, liceos y universidades en términos estrictamente arquitectónicos. Los contenidos culturales de la arquitectura pueden verse como una añadidura, pero nunca sus cualidades básicas: que haya confort acústico, confort térmico, respuesta a las exigencias programáticas, bajas exigencias de mantenimiento, vínculos positivos y renovadores con el contexto urbano y muchas cosas más que son objeto de nuestro trabajo.

Hay cifras que revelan una situación de emergencia. Una de ellas es que sólo en educación secundaria, hoy en Venezuela sería necesario construir ¡1000 liceos! con un costo de más de 5.000 millones de dólares. Sin hablar de escuelas, preescolares o guarderías, ese descomunal déficit demuestra la falsedad de que la educación haya mejorado durante el Régimen. Las cifras y los aspectos programáticos, siempre escurridizos y proclives a la manipulación encubren esta realidad brutal.

III
Es este tipo de cosas el que demuestra de qué manera ha fracasado esta experiencia política. Omisión e ineficiencia que se repite en todos los niveles y en todas las actividades. Un ejemplo insólito: se habla de ecología en foros internacionales mientras el Lago de Valencia es una inmensa cloaca. Y así es en todo, con palabras se quiere ocultar verdades. Lo que Ramonet y la izquierda boba internacional junto a sus equivalentes venezolanos no ven, es el absurdo de hacer una revolución para promover el atraso. Y en un aspecto tan sensible como las escuelas se prueba el sentido y el alcance de un movimiento político. ¿Hasta cuando perdonarle al sistema su fracaso en la simple tarea de canalizar el dinero petrolero hacia la solución de problemas? Y es uno central mejorar radicalmente escuelas, liceos y universidades. Eso lo saben los jóvenes que se juegan la vida en las calles y son objeto de una cruel represión defendida con falsedades. Carencias como ésta tienen que llegarles a lo más hondo.

Nuestra visión de arquitectos es complementaria a otras visiones pero de ninguna manera puede prescindirse de ella. Nos obliga a insistir en un requisito inherente a toda democracia auténtica y actualizada: los centros educativos deben convertirse en tema de arquitectura. Será necesario abrir nichos para que se realicen experiencias autónomas apoyadas desde el Poder Ejecutivo. La idea de centralizar toda acción de construcción en un organismo como FEDE (Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas), frena la variedad de los aportes y ha demostrado su ineficacia. Hoy dejó de tener sentido como institución. Se requieren nuevos medios que impulsen iniciativas descentralizadas a cargo de Gobernaciones y Alcaldías.

El fracaso del Régimen abarca, lo sabemos, un escenario muy amplio, pero el mayoritario deterioro y bajísima calidad de los centros educativos lo vocea con estridencia. Esto lo ignoran deliberadamente los arquitectos encumbrados y sus beneficiarios, pero más que ellos, que se empeñan en ejercer la ceguera, interesa que lo sepan los estudiantes de arquitectura de un país en el que todo está por hacerse. A ellos les hablo. Que lo conviertan en razón adicional para protestar reclamando futuro.

Nota final: Hoy 2 de Abril fue detonado un artefacto explosivo en la Facultad de Arquitectura de la UCV. Terrorismo de intimidación a cargo de bandas oficialistas. Al día siguiente, un grupo de paramilitares oficialistas armados entró al campus de la Ciudad Universitaria agrediendo salvajemente a los estudiantes que manifestaban.

Siguen fotos, en primer lugar, tres de un Liceo venezolano, tomadas hace dos meses. Construido hace algunos años y manejado y mantenido  desde hace quince por la revolución. Después van imágenes de los paramilitares que entraron el 3 de Abril a la Ciudad Universitaria de Caracas, apaleando a los estudiantes que manifestaban y desnudándolos antes de liberarlos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.